18 de julio de 2016

Serie ¿Qué fue de...? La Chica de Ipanema.

En esta nueva sección y dentro del apartado de teatro, música y misceláneas, trataremos la canción y el mito en torno a La Chica de Ipanema, además de ciertos detalles no-ficticios de esta persona de carne y hueso.
La Chica de Ipanema era una ex actriz y ex modelo brasileña que nunca quiso alcanzar la fama plena por miedo al fenómeno fan exacerbado, por una parte y, por otra, para poder seguir frecuentando las hermosas playas de su Brasil natal sin ser molestada por periodistas y admiradores (muchos de ellos, sobre todo hombres, muy extraños, excitados y molestos).
Después de recibir varios premios como cantante, actriz y modelo, trabajó en la televisión local y extranjera pero siempre bajo el pseudónimo de Mela Bartea. Conoció a Sofia Loren en Italia, la cual la guió y alentó para que pudiera actuar sin llamar la atención. El daño ya estaba hecho, pues la canción era todo un éxito, pero los autores no sabían exactamente quién era aquella belleza menor de 20 años que paseaba por las playas, con ropa sedosa, una pamela, un bolso de mimbre y que conducía los primeros descapotables ya a finales de los 60 en Río de Janeiro, Copacabana y  Brasilia, una ciudad que la tenía completamente enamorada y en la que dicen los rumores que se refugió durante años con sus amantes para desviar la atención de las revistas más famosas de la época.
En los 60 y 70, siguieron tras su pista, pero Mela Bartea cambiaba de look, de formas y apenas era reconocible.
Mela o Pamela sólo se dejó conocer ante sus mejores fans, su mentor y ante sus pocos pero cuidados amigos. Así, llegó hasta los inicios de los 80 y tuvo una hija y un hijo con un millonario argentino de renombre. Estos, salieron mucho más hermosos que sus padres y se dedicaron a la publicidad y al arte de lleno.
No sabemos con certeza si la Chica de Ipanema sigue viva o no, pero sí que legó a su familia varios libros inéditos e incunables sobre su verdadera biografía, vida y viajes que aún no han sido publicados, a la espera tal vez del permiso de su cónyuge, que sí sigue vivo con total seguridad. Si la familia perdiera su fortuna, estos volúmenes se publicarían por cualquier medio para salvaguardar la sencilla vida de sus hijos. Ambos, trabajan también para causas no gubernamentales como Greenpeace, Amnistía Internacional, Médicos Sin Fronteras y, sobre todo para Cruz Roja Internacional.

14 de julio de 2016

Serie ¿Qué fue de...? Penélope.

Tras muchos años de investigación, películas que no llegaron a recaudar ni para el atrezzo y algún que otro libro de Juan Benet, que insinuaban la verdadera historia de esta curiosa e inteligente dama de alcurnia, hemos descubierto que la inolvidable canción Penélope, muchas veces versionada por orquestas y el sempiterno Joan Manuel Serrat, está basada en un malentendido, fruto de rumores interesados y moralistas. Por causa de tal malentendido, se confundió a una tal María Rosario con una monja húngara y una bailarina que rondaban un día de 1968 la estación que Serrat menciona en su canción.
Penélope existió, aunque su verdadero nombre era María Rosario Sánchez Alterio. Sigue viva en un lugar del noreste de España y viaja muy de vez en cuando a Francia para visitar a su familia y amigos de la moda. Por motivos de anonimato, respeto hacia su persona y honor, no puedo especificar en qué lugar reside habitualmente, aunque sí sé que este verano se encuentra en un crucero de lujo.
Hija de un empresario acaudalado del calzado, tuvo un lío amoroso y una decepción de gran calibre que tan solo duró un par de días. Debemos comprender que en esa época nada de esto estaba bien visto. Cuando el escándalo salió a la luz pública, el padre y su madre, muy enferma, se desesperaron y el disgusto les duró meses.
Los hechos sugieren que Penélope acompañó llorando a su amante, vendedor de ilusiones y dicen que también cantantautor frustrado (no es Serrat ni nadie conocido, por supuesto), con un puesto asegurado de máquinas de billar en Barcelona. No era muy amigo del matrimonio y sí gran fumador de cigarrillos finos. A partir de un pañuelo que cayó en las vías, se creó un rumor que se extendería de confesionario en confesionario, de pueblo en pueblo, a falta de televisión, radio y literatura de bolsillo, a comienzos del otoño de 1968. 
La vida de María Rosario (Penélope) prosperó, a pesar lo que las canciones sesenteras auguraran.
Tal vez, este vídeo de YouTube, se acerque en forma a lo que es la gran y fabulosa doña María del Rosario o Penélope hoy.
Penélope sigue paseando por su estación, ya viuda, pero no se arrepiente de su vida de modelo de élite.
Sin duda, fue un error confiar en esas monjitas que elucubraron ideas fantasiosas y las confiaron a aquel cazador de fortunas que dijera ser su biógrafo.

La próxima semana, hablaremos de "la desgraciada Clara, que se vino abajo; dejó el trabajo. Clara, la desesperada y alocada Clara en la que nadie podrá nunca más confiar". Hoy en día es más adinerada, sana y deportista que una actriz de Hollywood en pleno apogeo.


10 de julio de 2016

Poem 'All Abroad'.



All Abroad

Canarios desperdigados,
Por un mundo, sin una causa,
Canarios sin fe ni gracia,
Sin una casa, fortuna o destino.

Canarios a la aventura,
De un futuro que no existe,
Una rabia, me consume,
¡Tantos lugares ya vistos,
Y otros que quedan por ver
(mas ninguno por recorrer).

Canarios, ya, sin maleta,
Cansados de tanto cuento,
De tanta maldad interesada,
De puertas y ventanillas.

Hipocresía y delincuencia,
Campan siempre a sus anchas,
Con un "no" como bandera,
A aquello que sea certero.

Que si un papel, que si otro,
Las noticias, desgastadas,
De ruindades y supuestos,
Nada es seguro, todo es complejo,
Salvo unos nombres,
Que siempre fueron.


CFL 2016.

Entrada destacada

Suzi 4, The Rolling Stones and Totalitarism.

Last September, I was looking for some good music to listen to, when I heard something I was fascinated for: What it was? It sounded like...