18 de mayo de 2008

Rebeca y su meta.

**Dedicado a Alexandre y a Fernando de Bilbao.**

Rebeca veía su meta casi imposible: cada vez le costaba más y más caminar por aquella superficie fangosa, llena de cuestas, montes y precipicios.
Sus amigas se lo habían advertido: la libertad te traerá gravísimas consecuencias. Puedes morir en el intento -le repetían incesantemente- o te puedes quedar coja, raquítica o muerta de hambre...
¿Podéis creer que pese a todas aquellas presiones y contínuos "ganchos", Rebeca no hizo caso maldito y siguió recorriendo su mundillo para conseguir su sueño? No sólo eso. Se empeñó en ir más rápida y segura de sí.
A pesar del calor tórrido de aquel agosto, irrespirable, continuó su caminata... Hasta que sintió, de repente, cómo caía desde muy muy alto y cómo una ventisca la desplazaba en unos segundos algunos metros hasta llegar a un lugar llano y desconocido lleno de moscas muertas ¡Todo un paraíso para un arácnido como ella!
La pequeña araña Rebeca había conseguido más que libertad: una tierra prometida de alimentos y vida fácil bajo la sombra de aquella vieja cocina bilbaína. Mientras, sus amigotas seguirían pensando en su triste destino, arriba, en la tela de araña de la despensa que romperían los niños al volver de sus vacaciones.

Entrada destacada

Suzi 4, The Rolling Stones and Totalitarism.

Last September, I was looking for some good music to listen to, when I heard something I was fascinated for: What it was? It sounded like...