15 de junio de 2015

"El Cuento Que Se Escribía Sólo."

Érase una vez un cuento que comenzó a escribirse solo.
Empezó en menos de un minuto, por ordenador, y se publicó también sólo por ondas, en varias páginas de las redes informáticas, aunque con mucha más fama en diversos libros y libretitas que se imprimieron solos en multitud de imprentas de diversos puntos del mundo. Esto pasó hace muchos años, pero aseguran que así fue. Yo no lo sé, pero me lo dijo una escritora de buena fe.
Dicen que se reunieron el Prólogo, el Contenido del Cuento, el Desenlace, los elementos de ficción, las leyendas y los personajes principales en una enorme sala con ventanas ojivales, hechas en piedra.
En el centro de la gran sala, se disponía una gran alfombra persa con pequeñas mesas y sillas cómodas y servicio de meriendas para los Párrafos, las Líneas y las Palabras del Cuento.
Como era un Cuento de Paz, también fue invitada la Historia y la Novela, así que todos sonreían contentos como ellos solos.
A través de las ventanas, de cortinas de tela sedosa, se veían paisajes de un brillo desmesurado. Según iban pasando las primeras horas de la mañana, se iban distribuyendo los Personajes, junto con los Resúmenes, las Moralejas, las Fábulas, que, por cierto, estaban bien pertrechadas con corbatas de verde pradera, pantalones de pana, camisas de tela marinera y perfume de tulipanes irlandeses.
La música sonaba en un pequeño escenario al fondo, entre un par de columnas corintias y un friso de fondo ordenado y simétrico.
Mientras merendaban dulces y frutos secos  o almibarados, bellas doncellas con bigotes de felino se colaron desde otro cuento y repartieron libretas pequeñas de colores.
Finalmente, llegaron lápices, bolígrafos, plumas, rotuladores y otros materiales de distintas partes del mundo, y empezaron a escribir en estos papeles que antes nombramos. Así, se dibujaban las letras, palabras y frases que iban formando un cuento muy divertido para niños y mayores.
Cuentan que en esos cuadernos, terminaron una Gran Historia que ha llegado hasta nuestros días. Todavía existen lugares con seres coloreados que imprimen sin parar miles y miles de libros del Cuento que se escribía solo: Va cambiando de páginas y de letras sin parar y cada vez va más y más rápido.
Y colorín colorado, esta historia se ha acabado.

Entrada destacada

Suzi 4, The Rolling Stones and Totalitarism.

Last September, I was looking for some good music to listen to, when I heard something I was fascinated for: What it was? It sounded like...