IBERIA AIRLINES.

VOLAR EN UN DC 10 DE IBERIA

Los de mi generación recordarán haber viajado en estos maravillosos aparatos (por supuesto, modelos más modernos que el de la foto adjunta) entre isla e isla. A pesar de que en algunos lugares de nuestro Archipiélago Canario el aterrizaje era dificultoso para los pequños DC-10, el vuelo era de lo más cómodo y corto que había, o así lo recuerdo yo. Azafatas y algún que otro auxiliar de vuelo, ataviados con el emblema de la única compañía que por entonces unía las islas vía aérea. Cabinas presurizadas, trato amable, aire más que acondicianado, WC y aperitivos y prensa gratuitos... Eran monstruos que consumían mucho combustible, mucho tren de aterrizaje, mas rápidos como demonios e imparables como flechas que surcaban las alturas a velocidades que dudo mucho que hoy se empleen para lo que hemos llegado a ser: "pasaje y material de ida y vuelta", sobre todo en alguna compañía que ya huele a hierro desgastado y que no cambia esos aparatos de museo.
Estos DC-10, si algo tenían de malo en el aire eran las caídas y subidas  bruscas, como cualquier otro, pero requerían de mucho personal para poderlos revisar, para bañarlos y mimarlos como se merecían.
Todavía echo de menos sus escaleras, el viento que las azotaba en los aeropuertos al salir por ellas, las atenciones durante el viaje, los pasajes con papel de calco rojo y los despegues, suelos abrillantados y personal de tierra tampoco pasaban desapercibidos...
Walt Disney pensaba que algunos objetos tenían vida o alma propia, y eso reflejó en algunas películas con coches y otros aparatos de su época. La aviación civil en el Siglo XX fue algo que cambió nuestras vidas y lo sigue haciendo. Si olvidamos los controles y tantos otros cambios originados unos por el 11-S y otros por intentar abarcar lo inabarcable, prefiero volar a viajar en cualquier lujoso crucero: claustrofóbicos, aburridos... ¿Para qué se quiere un camarote de lujo, una piscina (teniendo el mar), una discoteca y tanto placer titánico si luego no se puede ni ver el cielo ni comer pescaíto frito?

GFL.

Las Palmas de G. C.
Código de Aeropuerto: LPA

GANAS DE VIAJAR. EL BLOG DE ÍÑIGO.
  

Entradas populares de este blog

El Decamerón de Boccaccio más alegre. Diferencias con Chaucer.

POESÍA: CLOTILDE ROMÁN, POETA DE TODOS.

No Cantes Victoria.