"PÍNTAME"

    By David Ramiro Rueda.

Según me comentan desde los círculos más distinguidos de crítica teatral de la capital del Oso y el Madroño, la obra teatral Píntame está cosechando tantos éxitos como el mismo Patrón de la Villa, S. Isidro Labrador, cuando según la tradición, se despertó una mañana y vio sus huertos rebosantes de toda clase de hortalizas que le dieron para vivir en abundancia el resto de sus días.
Hace cosa de un mes, visité la página Facebook de Íker Azcoitia para ver cómo se clasificaba su corto "Una Llamada" en el Festival de Cine Online Notodofilmfest.com. Junto a esta entrada, había encontrado tímidamente anunciada su nueva obra, que iba a ser este monstruo,  que dicen que está representando en cuerpo y alma junto con los dos actores A. Salvo y J. Server.
Íker Azcoitia, Adriana Salvo y Javier Server son los tres protagonistas de esta original obra de teatro que se está representando en la Sala Nada (sita en la Calle Sta. Ana, nº 6, Madrid) los jueves, sábados y domingos a las 21 horas (El mismo 1 de junio cambiará el horario a las 19'30 horas).

Ha tenido la genial idea el guionista David Ramiro Rueda, que además es director de la obra. La dirección artística recae sobre Sergio Lardiez, junto con la puesta en escena de Román Reyes.
Parece todo completo, sí, pero conociendo desde la distancia a Mr Azcoitia, me temía que se iba a quedar corto con su presentación en su propia página de Facebook.
Como siempre, la obra ha tenido un aluvión de críticas (siendo la mayoría de ellas muy positivas) que le han llegado de manera inesperada, tanto a él como al resto del equipo teatral.
Si el Sr Azkoitia me permite, pensé que se trataba de una obra inocentona, alegre (eso sí) sobre alguna historia inventada en muy poco tiempo. Con Íker no se puede uno fiar de la intuición, pues ya me pasó con sus cortos y, sobre todo, con el último, "Una Llamada". Íker es uno de esos artistas natos que llevan los sentimientos a flor de piel, pero que en muy pocos años se ha ido curtiendo mucho, también gracias a su madre y a su hermana (que me dan la impresión de ser, como él, unas artistas de los pies a la cabeza). Reuego que me perdonen el resto del elenco teatral, pues no puedo verter opiniones sin fundamento sobre ellos. Sí a favor, pues las entradas están agotadas, y eso que se venden por Internet, pero no sólo por un sistema, sino por varios. El hecho en sí me ilusiona, me fascina y me hace pensar en que mi generación, la suya y otras muchas (además del Teatro con mayúsculas) sí tiene futuro. Se puede y se debe apostar por él, por el Teatro. No sólo el Cine es el que más dinero maneja, ni es sólo un mero "negocio".


Gracias a Íker, a Adriana y a Javier (junto con David Ramírez, Javier Lardiez y Román Reyes) por hacernos volver a creer a mí y a otras muchas personas en el valor del Arte por el Arte, de la Cultura, de la buena fe, del trabajo bien hecho y bien intencionado. Si hubiera más gente tan dedicada como ellos y otro tipo de empresarios fuesen más leales apoyando estas nuevas expresiones con subvenciones más acordes a la realidad y con más cariño hacia los valores que ellos expresan, estoy seguro de que la gente volvería a acudir a los teatros como en los mejores tiempos y a pasarlo bien en ellos. Entonces, todo volvería a retroalimentarse y no habría que elevar ni los impuestos, ni  que estar dando la tabarra continuamente en algunos programas casi extintos de radio -que me atrevería a decir que ruegan que se consideren las artes y la cultura como un servicio prestado, casi de favor-.
Esperemos que ésta y otras tantísimas buenas obras teatrales que están moviéndose por España y el extranjero sigan su curso y que pronto veamos renacer al teatro, al menos, como en la década de los setenta u ochenta del siglo pasado.


En este Audio de Ivoox  ¡HAY SORPRESA MUSICAL! se explica mejor de qué trata "Píntame":  ¡pulse, pulse! -------->  La Ciudad del Drama: Píntame.   


Entradas populares de este blog

El Decamerón de Boccaccio más alegre. Diferencias con Chaucer.

POESÍA: CLOTILDE ROMÁN, POETA DE TODOS.

No Cantes Victoria.