Razonamientos (Opacos o transparentes).

Un abogado me contó una tarde tomando un café que, para poder denunciar algo, se debían aportar pruebas fehacientes del hecho. Las denuncias o simples acusaciones debían estar muy motivadas y tener una serie de pruebas. ´Si estas no existían, se podía considerar que la persona que declaraba tal o cual perjuicio estaba o mintiendo o percibiendo cosas inexistentes, salvo para este. Siguiendo este razonamiento, se podría lograr una buena resolución del juicio, si tuviera lugar. Me pregunté, entonces, cómo se recogerían pruebas ante agresiones de cualquier tipo, ante maltrato de género, ante accidentes (sin cámaras o sin testigos), cuando, en una situación extrema concerniente a Derecho Penal o el caso que fuere.
No soy experto en este tema y Dios me libre, pero sé algo, puesto que leyendo la prensa y los libros se aprende algo. Cientos de casos que suceden y han sucedido a diario no tendrían solución, ni se revisarían si la Ley fuera tan estricta. La única vía, sería que la persona que ve u observa un hecho se lo inventara porque sí ¡Vaya! No habría apenas denuncias, ni casos de mediación judicial, ni siquiera delito… No hay pruebas y no hay motivo aparente para que nadie le haya hecho nada a la persona que intenta protegerse de una agresión o de denunciar algo que le está pasando[i]. Además, para más inri, los delitos prescriben, he escuchado decenas de veces.
Se acabaría así con todos los procedimientos judiciales, ya que no hay o testigos o pruebas ¿Nada que demostrar? ¿Ningún testigo?
La jurisprudencia y los hechos que la sientan demuestran lo contrario. Existen las pruebas no físicas o psicológicas, el daño o beneficio hecho a posteriori, el perdón, el pago de una deuda compensatoria y demás alternativas.
Un caso que acaeció en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria y que, a priori, parecía imposible de ganar (ya que constaba sólo de testimonios orales) generó una ola de noticias, rabia y expectativa social de tal calibre que ha hecho Historia en el mundo del Periodismo Social y Reivindicativo, además de en el de masas y en el amarillista. Se trata del “Caso Kárate”.
Lo que en principio parecía imposible de demostrar; algo que una chica muy joven empezó a denunciar a un profesor (que sí la creyó y que gracias a él logró salir adelante y abrir un enorme proceso y evitar más violaciones físicas y psíquicas) y que ni siquiera los padres de la mayoría de los deportistas jóvenes sabían y que funcionaba “tipo secta” –ya lo cuenta con detalle y con letra cursiva para no herir sensibilidades el libro de Marisol y Toni Ayala- comenzó en un mes del invierno de 2012, si no el 2011 (no lo recuerdo con certeza). Lo cierto es que a finales de año, las sentencias estaban escritas, el tribunal había decidido y el principal cabecilla del Caso fue condenado a larguísimos años de cárcel. No sé cuántos, pero el público se contentó con la pena. La que fuera su esposa no corrió tan buena suerte y fue condenada, aunque había sido una víctima de éste condenado y maligno ser. Sin entrar en detalles escabrosos o de índole sexual, declararon muchos adultos que habían sido niños (algunos con biombo, sin mostrar su cara y de otras formas. Contaron todo al pie de la letra, de memoria… El corazón de muchos otros se fue ablandando y testificaron más, hasta que el cabecilla (que decía que era “totalmente inocente 100 %”) se fue desmoronando, aunque no lo dijera.
Todo esto gracias a los reconocimientos psicológicos, físicos y psíquicos que sirvieron de prueba, pero más a los testimonios, que fueron el diamante del Juicio y que, al coincidir en descripciones, frases, mandatos, órdenes y otros relatos de chicos y chicas que no se conocían entre sí, más el testimonio de los padres que sí lograron ir a ese juicio, detectó que no había sido ningún invento de los chavales o de personas ajenas a ese Club que el jerarca tenía montado. Eso es lo que dicen.

Año 2010


    26 enerouna adolescente confiesa a su profesor que ha sufrido abusos en un chalet de Fernando Torres Banea, excampeón nacional de kárate, figura de este deporte y responsable de una academia de artes marciales de Gran Canaria en funcionamiento desde 1981.

  • 29 enero: el Grupo de Servicio de Atención a la Familia de la Brigada Provincial de Policía Judicial denuncia los hechos ante el Juzgado de Instrucción número 7 de Las Palmas de Gran Canaria.  Copyright: RTVE.
    ***********************************************************************************************

    24 mayo de 2012declaran los primeros testigos, empezando por la adolescente que puso en marcha el caso, que explica que decidió denunciar los abusos que había sufrido para evitar que pasase por lo mismo otro niño, el hermano de una amiga al que iban a matricular en la academia de Torres Baena.
       14 junio de 2012: tres testigos aseguran haber formado parte de tríos e incluso           
de quintetos sexuales por indicación del principal acusado, al que admiraban "como a una estrella del fútbol". Fuente: RTVE. 2012.




Entradas populares de este blog

El Decamerón de Boccaccio más alegre. Diferencias con Chaucer.

POESÍA: CLOTILDE ROMÁN, POETA DE TODOS.

No Cantes Victoria.